Buscar este blog

Translate

EL LENGUAJE COSMICO



En sus libros, algunos libros hacen mención del lenguaje cósmico, a los que
algunas veces incluso llaman el lenguaje Uránico. Puede ser que algunas letras
del lenguaje cósmico sean conocidas e inteligibles para ellos, pero hasta la
fecha nadie las ha enfrentado con detalle. El hermético sabrá desde lo que ha
sido dicho que por ¨lenguaje cósmico¨ se está significando el lenguaje de Dios,
La Divina Providencia. Por esto, Dios, como Espíritu Universal, ha creado cada
cosa que existe en el universo, partiendo desde el más minúsculo al más

grande y más alto, i.e., de acuerdo a las inamovibles leyes por las que Dios está
expresando Su Propio Yo. Por lo tanto, podemos solo entender a Dios, vía Su
legalidad en el universo y vestir la síntesis de Sus leyes dentro de las palabras
para revelarle como el Principio Original Más Alto el que puede ser siempre
inteligible al hombre.
Para entender La Qabbalah y usarla prácticamente significa comprender el
lenguaje cósmico en la base de la legalidad universal. Así, el lenguaje cósmico
es un lenguaje de las leyes, un lenguaje del poder y autoridad, y al mismo
tiempo también un lenguaje de la dinámica, i.e., de condensación,
materialización y realización. Visto del ángulo cabalístico, hablar el lenguaje
cósmico significa formar y crear dentro del ambiente de las leyes universales.
Solo el iniciado quien entiende y maneja las leyes universales en su absolutismo
puede beneficiarse del lenguaje cósmico cuando trate con seres humanos y
seres de otras esferas. Habla r el lenguaje cósmico, ser verdaderamente
creativo, i.e., delegar por Dios como Su imagen verdadera, es solo una cosa
que es posible para alguien que es capaz de concentrarse cuadripolarmente.
¿Porqué cuadripolarmente?-Yo explicaré esto en detalle en el próximo capítulo.
Consecuentemente, el lenguaje cósmico no es el lenguaje por el cual seres
espirituales se hacen entender por otos. La comunicación de seres espirituales,
no importa de que jerarquía, es efectuada intelectualmente por medio del
llamado lenguaje metafórico. Los pensamientos son transferidos por imágenes
simbólicas-acústicamente, telepáticamente y por emoción- de ser a ser. El
lenguaje de los seres espirituales, seres imperfectos, por lo tanto, son solo un
aspecto parcial del lenguaje cósmico; esto es, mágicamente hablando, no son
efectivo ya que los seres no hacen uso de la cuadripolaridad, cuando se hacen
ellos mismos entender. El lenguaje cósmico es por lo tanto, el gran fiat, ¨será¨.
LA PALABRA MAGICA-CABALISTICA - TETRAGRAMMATON
En varios escritos de los masones y de sociedades secretas, la llave perdida, la
perdida Palabra de Dios es muy discutida. Rituales que son practicadas por
estas sociedades son ahora largamente imitadas tradicionalmente sin que su
sentido de profundidad en relación a las leyes cósmicas sea entendido. Por lo
tanto, los rituales que, en los días de yore, han sido presentado y practicados
por iniciados genuinos son, naturalmente, hoy muy inefectivos ya que la llave
para su correcta interpretación ha sido perdida. La llave de todos los rituales de
cada sociedad fueron perdidas ya que los rituales fueron careciendo del
misterio del magneto cuadripolar. En realidad, las palabras mágicas Jod-He-
Vau-He es el magneto cuadripolar que ha sido perdido y que ha sido
usualmente parafraseado por la palabra ¨Tetragrammaton¨. Por el uso de esta
llave, el misterio más antiguo de los masones y otras sociedades secretas que
han sido fundadas por genuinos iniciados largo tiempo atrás fueron dichos para
llevar su poder mágico y autoridad. Sin embargo, el iniciado verdadero se da
cuenta que los misterios, en varios casos, fueron profanados, que algunas
personas incluso abusaron e ellas y por lo tanto secretaron y confiaron la
palabra perdida solo a los realmente maduros. Así el genuino uso de la palabra
Jod-He-Vau-He ha sido perdido gradualmente.
Relacionado a la creación, Dios ha dado expresión a toda el universo, y así
también a Su ser, por su legalidad, i.e., por el magneto cuadripolar, por las
cuatro letras. La Qabbalah Hebrea eligió, para aquellas cuatro letras, la
expresión Jod-He-Vau-He, la que nunca fue permitido ser dicho en voz alta y a
menudo fue parafraseada por la expresión ¨Tetragrammaton¨ o ¨Adonai¨.
Por lo tanto también el espíritu del hombre, que representa la imagen perfecta
de Dios en la Creación, es cuadripolar y tiene, como ya lo hemos apuntado
repetidamente, cuatro principios análogos al nombre de Dios. El primer
principio activo, está sujeto al elemento fuego, es la voluntad (Jod); el segundo
principio, sujeto al principio aire, es el intelecto (He), el tercer principio, sujeto
al elemento agua, es el sentimiento (Vau); y los tres principios del espíritu, que
son, los tres elementos juntos, para el cuarto principio activo, que encuentra
expresión en la conciencia y es análogo al elemento tierra. En la terminología
cabalista el cuarto principio es expresado con el segundo He.
El cabalista ahora ganará perfecta claridad relacionado a la consecución legal y
se da cuenta que en la ciencia hermética todos los sistemas de desarrollo que
no toman en consideración a l gradual desplegamiento de los cuatro principios
básicos del espíritu no pueden ser considerados como universales y son por lo
tanto imperfectos, no obstante de la sustancia de cada uno de los métodos.
Será claro para el cabalista porque mencioné, en mi primer libro Initiation into
Hermetics, el cabalístico Jod-He-Vau-He con referencia al desarrollo del cuerpo,
alma y espíritu y, al mismo tiempo, ganará la convicción que el sistema de
desarrollo recomendado por mí y conteniendo la absoluta legalidad es
perfectamente correcta.
La interpretación simbólica o talismánica de la palabra Jod -He-Vau-He es solo
una representación gráfica de la emanación de Dios en Su manifestación más
alta y representa el uso de las leyes universales. La aplicación del nombre de
Dios, expresado en cuatro letras, lo describo en la parte práctica de este libro.
El magneto cuadripolar, i.e., Jod-He-Vau-He, es la llave maestra, la palabra más
alta de la creación representando el número de la realización-cuatro. Desde el
número cuatro emana la legalidad en cada ciencia , y cada ciencia es por lo
tanto análoga a este número. El cabalista Jod-He-Vau-He, i.e., el magneto
cuadripolar en el universo, es usualmente simbolizado por un cuadrángulo
equilátero, i.e., por un cuadrado genuino. Visto desde el ángulo hermético, el
cuadrado es así un registro simbólico de la realización, o la creación, por Dios.
Con este número cuatro indican varias analogías, el más y el menos, los cuatro
elementos creados, el cuatro cabalista que es atribuido al planeta Júpiter y que
simboliza la sabiduría, o los cuatro puntos de la brújula. Cualquier analogía el
cabalista puede obtener, siempre vendrá a la sorprendente conclusión que el
número cuatro puede ser traído en relación a cada cosa en el mundo tanto
como su realización esté comprometida.

Me abstengo de citar cualquier relación análoga más allá el número cuatro y
apuntar una vez más que el cabalista adhiere a mis enseñanzas y explicaciones
puede aplicar la palabra -llave cuatro en todos los casos donde la realización o la
expresión de la legalidad esté relacionada. No hay duda que en La Qabbalah el
número cuatro está también indicando el plano material. No solo la ciencia
hermética de Occidente usa el número cuatro como la base; lo mismo también
encuentra expresión en la sabiduría de Oriente. Por ejemplo, en el Kundalini
Yoga, el Chacra Muladhara , el centro más bajo de la resucitación humana, está
simbolizada por un cuadrado, en una esquina del cual está simbolizado un
elefante como el animal más grande y más fuerte en el mundo. Por esto que es
apuntado en manera velada, que el número cuatro es la idea que sirve como el
punto de partida para el desarrollo personal de un yogi. Dediqué un capítulo
especial al Chacra Muladhara en mi libro Initiation into Hermetics. Esto que yo
menciono nuevamente es solo para hacer al cabalista recordar que la sabiduría
original de toda la tierra, no importa si Oriente u Occidente, fue siemprecuando
entendido correctamente -en completa armonía con el Jod-He-Vau-He
Así La Divina Providencia ha usado el magneto cuadripolar en la palabra más
alta de la creación y por hacer esto expresa la legalidad con relación a Su
Propio Yo. Tomado numéricamente y cuadripolarmente, Jod-He-Vau-He es la
palabra más alta que puede ser pronunciada; desde ella Dios también ha
creado otros principios básicos por lo cual palabras multinúmericas, magocabalistas
vienen a la existencia, las que nuevamente tiene principios básico
más allá y consisten de números más allá, pero que siempre tienen relación al
número cuatro. Por supuesto, existen también palabras cabalísticas con los
números 5 -6-7-8- y 9 como principios básicos de emanación divina. Aparte del
nombre de Dios compilado de las cuatro letras Jod-He-Vau-He, hay otras
palabras-llaves cabalísticas que consisten de 5-6-7 y 8 letras representando un
principio básico cada uno. En La Qabbalah Hebrea existe(aparte del nombre de
Dios expresado por las cuatro letras Jod -He-Vau-He) también nombres para
Dios consistentes de 5-6 y 7, e incluso 12 letras las que, sin embargo, pueden
ser reducidas a una sola idea básica por la suma. El llamado Schem -Ham-
Phoras de La Qabbalah Hebrea, que expresa el nombre de Dios consistente de
72 letras y que puede ser usado en distintas direcciones, es reducida al número
9 por suma de las cifras del número 72, porque 7+2 igual 9. También el
número cardinal 9 tiene una análoga relación al Jod-He-Vau-He, i.e., al número
4. Su analogía cabalística aclarará de una vez al cabalista
El Schem-Ham-Phoras, sin embargo, no es originario solo de los Hebreos;
también es mencionado en Egipto y en los registros de la India. Esto es
verificado en el libro de Toth, el libro de la antigua sabiduría Egipcia la que está
velada en el Tarot. También Hermes Trismegistos, siendo uno de los sabios
más antiguos y mejor ser humano iniciado del Antiguo Egipto, claramente se
muestra esto en las tablas de Hermes en el Libro de las Leyes. Asimismo, la
jerarquía Cristiana tiene respecto al cabalista en el punto de su fundación y
traer la religión Cristiana con todas sus representaciones dentro de la conexión
análoga con las leyes universales. Así el número 4, i.e., el Jod-He-Vau-He, está
simbolizado en los cuatro evangelistas, los 12 discípulos y los signos del
zodíaco, por cual el número 3 es expresado al mismo tiempo, porque 3x4 igual
12. Además, los 72 discípulos de Cristo están relacionados al Schem-Ham-
Phoras y tienen un secreta conexión al número más alto de la divina
emanación primordial 9 (7+2 igual 9). Sería muy comprensivo si yo mencionara
todas las religiones que han existido, y aun existen, en nuestro mundo hasta
hoy día, y si tratara de sacar sus conexiones análogas a los 10 principios ideas.
Es interés del cabalista hacer su propia investigación si está en interesado en
más detalles. Yo solo he dado una idea de alguna importancia la cual no se
dejaría de considerar.