Buscar este blog

Translate

PROYECCION ASTRAL


La proyección astral o psiquica es un fenomeno que ocurre generalmente durante los períodos de descanso de todas las personas. Dentro del cotidiano proceso del sueño,nuestra conciencia, utilizando el cuerpo astral como vehículo, se desplaza fuera de los limites del cuerpo físico, quedando unida a este por el cordón de plata. El cuerpo astral es el doble sutil del cuerpo físico, tiene su duplicado idéntico,en el mundo astral.

De la misma forma que elniño,durante los nueve meses de gestación, está unido asu madre a través del cordón umbilical, nuestros cuerpos etereos permanecen vinculados, por el vibrante hilo de plata, al cuerpo denso,durante lavida. Este nexo se rompe en los momentos posteriores a la muerte, y el alma queda libre,para retornar al mundo espiritual.

De cierta forma algunos autores han creado el mito del peligro de ruptura, de este vital enlace durante la proyección astral, y por consecuencia, la muerte. Nosotros no compartimos la misma opinión, el desdoblamiento o proyección astral es un preceso natural y cotidiano, que ocurre durante el sueño, solo que, gran cantidad de personas no tiene conciencia del ser, en este estado. En ocasiones, nos percatamos, que estamos inmersos en un sueño, y logramos controlar las situaciones que vivimos dentro del mundo onirico o astral. Otras veces,tomamos conciencisa que estamos soñando, luego, nos dejamos arrastrar porlasfuerzas de ese mundo, y volvemos convertidos en un personaje más subyagado a los acontecimientos.

El lograr una proyección astral, conciente,requiere de gran dedicación y ejercicio de la voluntad para la mayoria de las personas,pues se debe aprender nuevamente lo olvidado.
Durante los primero siete años de vida,el infante,realiza incursiones en el mundo astral, frecuentemente. a veces,vemos a los niños jugar con personajes invisibles, para los adultos, esto es producto de la imaginación infantil. Esta capacidad se va adormeciendo con el crecimiento,la influencia de la incredulidad de los mayores, y el interés por los nuevos hallazgos, que promete el mundo físico,produciendose así,el"olvido motivado", como llaman los psicoterapeutas,alproceso de olvidar cosas que resultarían incomodas o inaceptables,para nuestro periodo actual de conciencia.

Un factor importante que influye en la facilidad o dificultad para realizar experiencias concientes,fuera del cuerpo, eslaconfiguración astrologica de la carta natal del individuo, y la influencia en la misma de los tránsitos planetarios. Por ejemplo: durante los tránsitos de Neptuno en el mapa natal, sus vibraciones ejercen gran influencia sobre el mundo psiquico del individuo, llegando a producir una expansión de conciencia,en su fase positiva.
Ahora bien, exiten métodos prácticos mediante los cuales se pueden vencer las barreras que nos impiden el desdoblamento a voluntad, y con conciencia. Primeramente, se debe tener en cuenta que el viaje astral no debe transformarse en una curiosidad. Es impresindible que comencemos por ser conscientes de cada pensamiento,acto, y hasta de nuestros sueños. Estamos acostumbrados a viir como por inercia,atados a un madero que flota sobre las rápidas aguas de la vida.

Cómo podemos ser conscientes de cada cosa que hacemos, pensamos,o decimos?

DESPERTAR EN EL MUNDO DE LOS SUEÑOS.

Un medio altamente util, es el tan mencionado diario de los sueños. Este diario, es simplemente una libreta en la cual usted anotará cada sueño que recuerde al despertar. Tal vez,le sea casi imposible recordar sus viajes oríricos al comenzar este trabajo,no se desanime,cuando esto suceda escriba en su diario: "elegí no recordar".

Mantenga cerca de la cama el dirario y cuando despierte, antes que nada anote sus experiencias oníricas, verá que a medida que transcurran los días puede recordar más claramente los sueños.

También comenzará a ser (paulatinamente) consciente dentro del mundo de los sueños.


Cuando se disponga a dormir,tenga presente que desea despertar dentro del sueño,para esto,puede tomar como referencia, (cuando se percate que está en el reino de los sueños mirarse sus manos, y en ese instante tomará consciencia, ya no será una pieza sin voluntad. Usted podrá modificar esemundo,todo cuanto en élexiste es un reflejo de su mente, (temores, ansiedades, deseos concientes y subconcientes, aspiraciones,etc) si logra usted, tener dominio sobre ese mundo, tendrá en sus manos elpoder para tranformar su vida (siempre que sea hábil,persistente y osado).







MÉTODOS Y PASOS PARA UNA MEJOR PROYECCIÓN

I.- En este primer método, usted va a utilizar la concentración, visualización e imaginación.
Disponga de un lugar donde no sea molestado por ruidos, teléfonos, radio o televisión, así como intromisiones de terceros.
Rodeese de flores, aroma de incienso o aceites de su preferencia, disfrute del perfume y colorido de las flores.
Si no las tiene en presencia física, trate de ver las flores y sentir su olor, a través de su doble. Cuando logre esto pase al siguiente peldaño.
Haga que su gemelo tome en sus manos el papel, sienta usted la áspera textura de su superficie. Al concluir continué.
Su doble probará un sorbo del vaso de agua, sienta la frescura y el gusto del agua, sienta en sus manos el vaso, véalo.
Ahora ordene a su igual que se acerque a la vela encendida, escuche el sonido de la parafina al quemarse (ligeros chasquidos), observe la dorada luz de la flama, sienta el calor y el peculiar olor de la combustión de la vela.
Ordene a su doble que regrese, junto a usted, y hágase uno con él.
Realice algunas respiraciones profundas y concluya el ejercicio.
Puede ocurrir, en el transcurso de estos pasos, que su consciencia dé saltos del cuerpo físico a su doble astral.
Su nivel de concentración es primordial para el éxito de este ejercicio. Intente está práctica con la frecuencia que sea necesaria, y en el momento en el que usted esté preparado, (identificado con el doble astral) dejará de ser consciente de su cuerpo físico, y experimentará la proyección astral.

II. Segunda técnica.
Prepare un asiento confortable. Coloque cerca del asiento las siguientes cosas:
-Algunas flores de agradable olor, particularmente rosas.
-Un pedazo de papel de superficie áspera (papel de lija u otro).
-Un vaso de agua fresca.
-Una vela encendida.
El objeto de este experimento es sencillo, ejercitar y despertar los sentidos astrales de gusto, tacto, oído, visión y olfato.
Siéntese lo más cómodamente posible y cierre los ojos. Trate de relajarse, suelte todas las tensiones musculares, libere su mente de todo pensamiento.
Visualice una esfera de luz de color violeta suave, justo en sus pies, sienta la calidez de la esfera. Luego sienta como se desplaza, subiendo por sus piernas, muslos, (esta esfera deshace las tensiones de su cuerpo y mente) hasta llegar a la cabeza, una vez ahí, la esfera crece y envuelve su cuerpo completamente.
En este momento debe usted estar bien relajado. Visualice frente a usted su propio cuerpo, como si se mirara en un espejo. Tome el tiempo necesario hasta que su doble este perfectamente formado, utilice el poder de la voluntad para ordenarle.
Recuéstese en su cama, cierre los ojos y relaje su cuerpo respirando profundamente. Sienta como el oxigeno vitaliza y libera de rigidez su cuerpo, con cada inspiración.
Forme ante usted a su doble astral, emplee el tiempo necesario hasta completar la imagen.
Desee firmemente transferir su consciencia a este doble suyo, ejerza toda su voluntad,(no fuerza), deje fluir este deseo con la certeza que será hecho.
Experimentará una sensación de estiramiento en los pies, se suelen escuchar suaves chasquidos o un zumbido ligero, también, un cambio del sentido de ser (imposible de descubrir), o una caída vertiginosa. En ese momento, está usted proyectándose fuera del cuerpo.
Oblíguese a ver, no físicamente, observará su cuerpo tendido en la cama. Es posible que se asuste y regrese nuevamente, pero trate de mantenerse en ese estado cuanto pueda.
Luego regrese e intégrese al cuerpo físico.




No importa cuál técnica utilice para lograr la proyección astral.el deseo de estar fuera del cuerpo, y su voluntad es lo que cuenta. No el deseo de huir del mundo físico, si no la intención del crecimiento espiritual y el mejoramiento humano.